jueves, 21 de junio de 2018

Hoy se acaba todo


No quiero ser sensacionalista ni crear alarma social. No pretendo asustarte, querida amiga. Sólo escribo lo que mi mente lleva rumiando toda la mañana. Hoy se acaban las clases, por lo tanto: se acaba el orden, los horarios, las costumbres, las notas en el calendario, las rutinas, la fuerza de voluntad de las mañanas, la prisa para ir a la cama. Se acaba el jantoki, la clase de teatro y la trompeta. Se acaba el inglés, los deberes, las fichas, los libros, el estuche... hoy, sí querida amatxu, se acaba todo. Lo bueno y lo malo. Hasta nuevo aviso. Hasta septiembre.

Y yo también bajo la persiana, me retiro a respirar sin tanta carrera. Hoy es nuestro último rincón, ayer fue la última clase de creatividad, el instituto también se acabó. Tiempo. Ahora tendré ...Tiempo. Casi no me lo puedo creer. 

Toca caminar, jugar, nadar, reír, ... y tomarse esa falta de orden, horarios y costumbres con el mismo cariño que sostienes una mariposa cuando quieres que no se escape. Toca chicos, amigas, tardes largas. Estoy tan contenta de que llegue un nuevo ritmo a nuestras vidas que tengo ganas de cambiar los muebles de sitio. 

Un beso de chica con brújula. mjo 

Nota: Y sé, sin duda alguna, que os voy a echar muchísimo de menos.

miércoles, 20 de junio de 2018

Divergente, la película


Tiene que ser cosa de la edad. No cabe otra explicación. A mí esto no me pasaba antes. Unido al paso de los años veo, sin dificultad, una directa relación entre el dolor de huesos, el aumento de diotrias o la aparición de traidoras arrugas donde nunca esperaba tener arrugas, sí. Pero que a una le cambien tanto los gustos que acabe a la 1 de la madrugada viendo una película de esas que dibujan un supuesto futuro donde la sociedad se divide en grupos para evitar posibles rebeliones (con b, amiga R) y con ellas la desaparición de la existencia.... no, eso no. Yo antes no. Yo antes nunca, no. Y ahora, entre Divergente, o Al fino del mañana... vivo sin vivir en mí de puro sorprendida que me siento. Creo que debería hablar de esto con alguien. Muy seriamente.

Bueno, mientras me dan audiencia, voy a ver si localizo el DVD de Insurgente y de Leal. Que Divergente me ha dejado con las ganas de más. (Socorro)

Un beso distópico. mjo

lunes, 18 de junio de 2018

Gracias a I.


Peliculón. Estamos en racha. Los últimos filmes que hemos traído de la Biblioteca son tan buenos que quieres verlos un montón de veces. Anoche tocaba El caso Sloane. Si no la has visto, ve a por ella. Jessica Chastain está que se sale. Hoy nos caemos de sueño, pero no importa, pronto llegará otra vez la noche y ya recuperaremos horas. 

Asegúrate de que los sorprendes

Hadme caso, si no tienes tiempo para ir al cine, y lo de ver películas con intermedios de media hora no va contigo, en la Liburutegi de Ametx tienes un porrón de DVD´s que son buenos y muy buenos. 

Resultado de imagen de el caso sloaneDe todas formas, y esto es lo bueno, si tienes un amigo que de vez en cuando te recomienda un título ..

...mejor que mejor.

Un beso de 132 min. aprox. mjo


sábado, 16 de junio de 2018

Una canción para Carla


"Era alta y espigada igual que Patricia, el mismo pelo enredado e indómito, los mismos ojos vivos color avellana. Miraba al frente, a nada que después pudiera recordar, más allá de la hilera de cipreses que se alineaban a la entrada del cementerio. Cuando recobraba la luz, como si le diera apuro que alguien reparara en sus ausencias, agachaba la vista y se buscaba mellas en las puntas de sus zapatitos charolados. Ya no resplandecían como cuando se los había puesto en casa. El polvo del trayecto desde el coche hasta la capilla de los hermanos de la Resurrección había humillado el brillo del charol. Su abuela lo había notado y había intentado maquillarlo con un pañuelo de papel, pero Carla la atajó con decisión, déjalo estar, abuela, de todas formas se volverán a ensuciar antes de que acabemos."

José Luis Correa
Una canción para Carla

Un beso a la chica del mar y los libros de Fuengirola. mjo

miércoles, 13 de junio de 2018

¿Será cierto?


Llevo días aquejada de un terrible sueño diurno y nocturno y de un cansancio poco habitual en personas de mi carácter. Terrible carácter, dicho sea de paso, en lo bueno y en lo malo. Llevo un tiempo que miro al cielo y me pesan los ojos, el pecho y con ello un poco también el ánimo. Dicen, con cariño, que será este tiempo indefinido que nos lleva de la lluvia al calor sin una tregua concreta y con una incertidumbre punzante ante el dilema de la vestimenta. Yo que de natural me acatarro con el aletear de una mosca, ando con fiebres, estornudos y malestares varios que no hacen otra cosa que alimentar una extraña sensación de desilusión acompañada de una notoria bajada de hombros. ¿Seré yo? Puedo pensar que es el exceso de compromisos laborales, puede creer que es la falta de horas de lectura y descanso, puedo incluso llegar a atribuir esta apatía al cansancio prolongado tras unos meses muy intensos de emociones. Nada me sirve de consuelo. Y es, claro, la teoría del tiempo, la que más se acerca a una hipotética causa. La falta de luz, la ausencia de calor, la confusión entre una mente que se encuentra en el mes de junio, y un cuerpo que aún no puede llevar algodón fino, sandalias o comer helado junto al río. La inestabilidad me puede. Y la falta de un cielo azul me apena soberanamente. Soportaré estoicamente mi mal, no me queda otro remedio. Tan sólo quería lanzarlo al vuelo, tal vez con un poco de suerte, alguien comparta este sentimiento raro y se manifieste a mi lado. 

Un beso de luz blanca. mjo

domingo, 10 de junio de 2018

Adiantum


Fue un flechazo. Vi ese pequeño helecho entre otro montón de plantas verdes y pensé: te llevo conmigo. Cinco Adiantums y 2 jardineras preciosas. Soy consciente, si fuera rica tendría un gran jardín botánico. Me vuelven locas las plantas verdes, los arbustos, los helechos, las palmeras, las de interior y las de exterior, las plantas con flor, las aromáticas, las enredaderas e incluso los cactus. En mi estudio hay 3 macetas, y en mi mesa de dibujo una orquídea, en la entrada Siempre vivas, y en el balcón toda una fauna de ficus, alegrías y hasta un limonero. No puedo resistirme a unas hojitas verdes. Les hablo, les pongo mi misma música, les doy agua cada día si la necesitan, les aparto las ramas secas, ... son tan buenas, que se merecen todo mi cariño.

Creo que hay pocas cosas tan bellas como un buen árbol, la hierba, las flores, la naturaleza. Por eso discúlpame, me voy a ver la tierra inundada de verde y a tomar el aire, y a notar el sol. Yo también necesito hacer la fotosíntesis. 

Un beso de clorofila. mjo

miércoles, 6 de junio de 2018

Nuestro libro de junio

 
"Desde la mañana temprano, unos pinchazos vagos, espaciados, le atravesaban fugaces los riñones. Pero solo cuando el zumbido de las moscas, que volaban en círculos sobe los hinchados racimos, comenzó a irritarle, y su cuerpo aguijoneado por el dolor a retorcerse, cayó en la cuenta de que estaba a punto de parir. 

Doblada sobre sí misma, intentando mitigar el latigazo que amenazaba con partirla en dos, Paulina miraba las vides tan preñadas como ella y se enfadaba con aquella criatura terca como una mula, empeñada en llegar al mundo antes de que hubieran terminado de vendimiar."

Melocotones de viña de Lola López de Lacalle

Un beso de lectora. mjo

Nota: El día 21 de junio la tendremos de invitada en el rincón. Eskerrik asko

Hechizada


 
Es su voz, y el recuerdo que queda en mí, de mis atardeceres en ese espacio pequeño y precioso que tenía yo no hace tanto tiempo.  

Sonaba en la radio. Continuamente. Catalina en Suena Gernika.

"No voy a perder un minuto en volver a pensarte." Lo dice en Malamente. La última bomba arrojada. Me parece muy grande. No puedo negarlo. Me tiene, y me tendrá durante meses, hechizada completamente.

"Quítate de mi presencia que me estás martirizando." Sabes de qué te hablo, ¿verdad? Rosalía. Escucha.

Un beso de sangre cordobesa. mjo

jueves, 31 de mayo de 2018

Pido un deseo


Mayo se acaba. Se escapa por la ventana. Se da a la fuga. Huye. Vuela. Y el buen tiempo llega sólo a ratos. A pocos. A días cortos. Confío en un verano cálido y de noches estrelladas. Un verano con tardes de playa, y cenas al aire libre y bailes de madrugada. Soy una persona positiva. Siempre espero lo bueno. Claro. ¿Para qué desear lo malo? Quiero ponerme mi chaqueta verde, y los zapatos de chica. Quiero salir a pasear por las mañanas temprano y quedarme a ver el sol meterse con un helado en las manos, y pensar que todo está perfecto tal y como está. Quiero, deseo, sueño, anhelo un verano de jaleo de gentes en la calle, de risas de niñas sin prisa ni abrigo, de abuelas al fresco, de amatxus sin horario, de aitas sonriendo. 

En junio llega lo mejor del año: las vacaciones, la mágica noche de San Juan, la música de las bandas, los bocadillos para la cena, sentarse en el suelo, las bebidas frescas, las chanclas, ... todo suena a dulce sueño. 

Lo pido aquí. Por favor, queremos un junio bonito y soleado. No necesitamos altas temperaturas. Con menos también nos conformamos. No sé entre 17 y 23 grados por ejemplo. ¿Poco? ¿Mucho? Bueno, lo que tú digas, yo me adapto. Pero que se pueda estar en la calle sin chaqueta en el hombro (por si acaso) Qué cansancio. 

Un beso de loca por un poco de calor de manera continuada. mjo

domingo, 27 de mayo de 2018

Lectura de domingo


Resultado de imagen de una noche de invierno libro"¿Y los cambios en su matrimonio? Bueno, Eric y ella sencillamente eran más viejos. A Holly a veces se le olvidaba. En lugar de fijarse a diario en la cara de Eric o en el reflejo de la suya en el espejo, se había acostrumbrado a mirar todas las mañanas los rostros del pasado que estaban enmarcados en la pared del pasillo, junto al baño."

Una noche de invierno de Laura Kasischke

En la vida a veces miramos las fotografías y nos vemos más guapas, más bellas, y por supuesto, siempre más (mucho más) jóvenes. Claro, claro, pero ... ¿no te das cuenta? sólo conservas las fotografías en las que luces un estupendo aspecto y una brillante sonrisa, sólo las de los momentos felices y rodeada de seres queridos. Nadie se fotografía en la tristeza de un mal momento, ni con una alergia cutánea, o un horroroso peinado. Si miras sólo el pasado en las fotografías que guardas, siempre podrá parecerte que el tiempo pasa y te arrasa. Pero no le hagas caso, no merece la pena. Mírate cada día como si fuera un nuevo y único día, y piensa que estás viva y que la suerte ha esquivado, seguro, un montón de posibilidades de no estarlo. 

Un beso de domingo ocupado. mjo

viernes, 25 de mayo de 2018

La belleza de las rosas


Iluminan mis mañanas de papeles y pinceles, eran tres, ya solo quedan 2 y llevan una semana conmigo. Imagino que les queda poco, intentaré disfrutarlas mientras duren sus pétalos así de bonitos y tersos.

Ocurre un poco lo mismo con las citas del rincón. No sé cuántas nos quedan. No me atrevo a preguntar. No quiero. Se hace tan largo luego el espacio de tiempo en el que no nos reunimos para descubrir libros nuevos. 

E. ha empezado con Millás y se ha enamorado, A. no acaba un libro y ya está buscando otro, E. y C. van casi por libre, no me necesitan. P. prefiere el libro electrónico y a M.A. le apetece leer libros alegres, que para penas ya está la vida -dice. M. viene cuando puede, M.L. siempre la primera y no pasa un solo día sin lectura. Ni un solo día. J. tiene un gusto especial y la viajera I. nunca sabe lo que está leyendo. ... 

Puedo seguir hasta nombrar a todas las que vienen (a veces sí, a veces no) al rincón, las conozco bien, como si hubieramos pasado más de 8 años juntas. Como si mi labor fuera conocerlas para atinar bien en la recomendación. Recuerdo lo que les gusta, lo que no les gusta, lo que ya han leído y lo que les queda aún por leer. Son... algo hermoso a lo que hay que cuidar. Son, como las rosas blancas, claro.

Un beso de monitora. mjo 

lunes, 21 de mayo de 2018

La hora de las mujeres sin reloj


Mamen Sánchez ha vuelto a hacerlo...(dice su editorial)

"Una irresistible combinación de humor y sensibilidad sostiene una trama tan original como absorbente: sus protagonistas son el inquieto e hipersensible Tony Cienfuegos y Estela Valiente, que, haciendo honor a su apellido, ya desde niña era tan intrépida como inteligente.

Resultado de imagen de la hora de las mujeres sin relojLos dos amigos están unidos por el amor común a la literatura. Ambos inician con idéntica ambición su carrera de escritores bohemios en los años sesenta, pero será ella, la que consiga que su única novela, De puertas adentro, le valga el reconocimiento universal y el Premio Nobel de Literatura, lo que la convierte en el mito viviente de las letras españolas y le acarrea tanto devotos como adversarios.

La acción comienza cuando, ya en nuestros tiempos, la joven y ambiciosa periodista Maya Millás decide trasladarse a Los Rosales, pues está obsesionada con escribir la biografía definitiva sobre Estela, con arrojar luz sobre los no pocos puntos oscuros de su biografía: ¿por qué se retiró cuando estaba en la cima de su gloria? ¿Sería cierto que solo había escrito una novela? ¿Qué provocó que se distanciara de su íntimo amigo Tony Cienfuegos?

Ya lo he pedido en la Biblioteca. Y soy la primera en la lista. Cuando llegue, os leo un poco.

Un beso de orquídeas nuevas. mjo

jueves, 10 de mayo de 2018

Estreno


"Seguían vestidas de negro de los pies a la cabeza; los zapatos, las medias, los velos, los abrigo. Tras ellas entró un puñado de vecinas, quizá pensaban que aún no convenía dejarlas solas. Una puso la cafetera al fuego, otra plantó encima de la mesa una lata de galletas; entre murmullos y palabras quedas, se fueron amontonando en la cocina. Sentaron a la madre empujándola por los hombros, ella se dejó hacer. Victoria sacó unas cuantas tazas desparejadas de un armario, Mona se quitó el sombrero que le habrían prestado, hundió los dedos entre el pelo y se rascó el cráneo. Luz se apoyó contra el borde de la pila sin parar de llorar."

Las hijas del capitán de María Dueñas

Así empieza la historia de "tres hermanas, dos mundos y una ciudad".

Un beso de día con pulverizado de lluvia. mjo

Nota: Nos vemos esta tarde en el rincón.

lunes, 30 de abril de 2018

Un regalo sorpresa


Hoy me he levantado de la cama pensando que sabía (perfectamente) todo lo que iba a suceder, todo lo que tenía que hacer y todo lo que iba a adelantar en el trabajo... que se amontona en varias listas de urgentes, importantes y cosas que no pueden esperar. Convencida estaba de que no cabían imprevistos ni modificaciones, y que un planing es un planing y que no se mueve ni una coma de lo anotado y pactado nunca y bajo ningún concepto.  Ja. La vida es imprevisible, está un poco loca y juega con gusto a cruzarse para demostrarte que puede ser tan divertida como tú le dejes que sea. 

A medio camino entre "qué montón de cosas he hecho" y "qué montón de cosas me faltan aún", en compañía de una tabla de planchar lista para la batalla, una mesa repleta de papeles, números, facturas, rodeada como siempre de maderas, pinturas, proyectos y presupuestos, en medio de todo eso... una llamada, y en menos de 1 hora me veo en un mundo mágico en penumbras, entre olores a flores frescas y voces suaves que susurran: quita ropa y cierra los ojos. Y ahí mismo, el nirvana. Un masaje en un balneario oriental con vistas al Puppy un lunes por la mañana en la capital del reino. ¿Es o no esta vida una caja de sorpresas? Si es un sueño, deja que duerma. El día no está para mucho más. 

Un beso de té de semillas de amapola. mjo

Nota: Sé que no lo he soñado porque mi piel huele a aceite de sándalo.

viernes, 27 de abril de 2018

Libro para esta tarde

Resultado de imagen de corazones en el café libro
Toca una de .. ¿amores? ¿ternuras? ¿pasiones? ... Por delante un puente casero, algunos deberes, alguna siesta, meriendas, besos, descanso. Sí, por favor, descanso. Y por supuesto libro nuevo. C. se llevó de mis manos el último de Dueñas. (Espero que le resulte ameno) Yo le robé a alguien éste de pasta blanda, y color en la portada. Espero que a mí también me resulte ameno. No te escribo nada porque es de esos libros contemporáneos en los que la historia importa más que otra cosa. Y no sabría elegir fragmento. Si acaso cuando ya lo haya leído ... te invito a algo. 

Un beso de día que no sabe si llorar o reír. Un día de mensajes contra una sentencia y de voces que hablan con tanta razón que resulta imposible creer que no las oyen. 

Un beso de mujer que a veces no entiende nada de nada. mjo

jueves, 26 de abril de 2018

Las retrasadas


"Palabras que las venas arrastran. Los sonidos trepan, tropiezan y caen detrás de los labios. Tonta. Las aguas negras salpican al vaciar el cubo. Escasa la conciencia. La mano se seca en el delantal de tela burda. Tonta. Las palabras no tienen razón de ser. Son."

Imagen relacionada
De Jeanne Benameur ... Las retrasadas 

Árdora Ediciones Colección 150 gramos

Me lo han pasado de estraperlo. A escondidas al pie de la escalera. Entre tú y yo, me ha dicho. Hoy lo leo. Es de esos de bocado pequeño, de sofá y manta, de invocar al sueño tras la última palabra, de la última línea, de la última página. Me voy. Te dejo. Su tacto me llama. Me susurra cosas.

Un beso de regadera. mjo