lunes, 16 de enero de 2017

Mucho


Yo de mayor quiero dirigir y protagonizar una peli. El protagonista (el más guapo de todos, y ya sabes a quién me refiero) estaría, por supuesto, loco loquísimo por mí. Por avatares de la vida nuestro amor sería difícil o tal vez, más aún, imposible. Sufriría de amor por mí y por mi belleza. (Para esto necesitamos una excelente iluminación) Y el final sería, aquí no estoy muy segura, o muy feliz, o el más doloroso y cruel del mundo. Depende del día. Ya iré decidiendo. 

¿Qué por qué digo ahora esto? Chica, es que ayer vi una peli de esas que dirige y protagoniza la misma persona y volví a tener esa extraña sensación de envidia todo poderosa a la vez que pensaba ... vaya morro. Sí, mucho. Yo también quiero.

Un beso de protagonista de mirada cautivadora. mjo

Nota: El próximo día os llevo una lista.

sábado, 14 de enero de 2017

4 estaciones


Llueve, graniza, hace un frío que pela el rostro, los paraguas se vuelan, la calles se quedan desiertas. Me gusta. Así es el invierno, y lo quieras o no, es la estación que toca. Lo dice el calendario, la ropa en el armario, la sopa caliente y la bolsa de papel de castañas asadas. Estamos en enero y hace el tiempo que debe. Ni más ni menos. Toca abrigarse el cuerpo, protegerse las orejas y llevar el calzado apropiado. Así, es fácil evitar problemas. 

Me he pasado la mañana disfrutando de nuestro comercio y de una mañana típica de nuestra región y de nuestro tiempo. Y ahora en casa, doy gracias por la calefacción, la comida recién hecha y el sofá que se entregará conmigo a una siesta sin prisas ni contatiempos. Se puede ser feliz, claro. Siempre.

Un beso a las personas que regalan calendarios. mjo

viernes, 13 de enero de 2017

Hasta que la muerte nos separe


Ayer tuvimos artista invitada. Prometió volver. Y yo sé que lo hará. Es tipa de palabra. También lo es de tacones altos, voz profunda y humor muy negro. Un joya en potencia, y en acto. Escritora de vocación y monologista más vocacional aún. La conocí en Urrike y se vino ayer de visita al rincón. Enamoró con su relato de libros abandonados. Es unánime. Esa historia llegará lejos. De momento, va a ser publicada. Eso merece un premio.

Después del encuentro, entre risas y voces, yo tuve entre las manos otros dos relatos nuevos. Geniales. De haber sabido... Bueno, siempre nos quedará otro jueves, o el último miércoles de cada mes para escucharlos. No hay prisa. Todo, a su debido tiempo. Lo de ayer no lo planeamos con ninguna antelación y salió estupendo. 

Un beso a la chica que coge pulpos. mjo

jueves, 12 de enero de 2017

No sé de números


No llevo bien las cuentas. No sé calcular, ni restar, ni medir, ni economizar. No me encuentro entre cifras, entre presupuestos, saldos o deudas. No sé si me debes o te debo. Qué bueno, ¿no es cierto? Ni sé contar favores, ni quiero. No anoto, ni apunto, ni borro, ni sé si falta o si sobra. Lo siento, es cierto, no sé nada, de nada, de números. No sé si llevo 100 o 50 veces, o si tú das 30 o 300. ¿No podemos hacer equipo? Pues mucho mejor. Suma, y suma y sigue sumando. Y no mires atrás. Todo se olvida, o se debería olvidar. Sólo queda lo que hagas día a día. Eso te da la cuenta de resultados que llevas. 

Un beso a todas las personas que me tratan sin calculadora. mjo

Negro y amarillo


Tenemos cartel nuevo. Hoy lo estrenamos. En nuestro primer rincón de este año nuevo. El 2017. Tiene los colores negro y amarillo. O amarillo y negro. Según cómo se mire. O afinando un poco más, de qué lado se mire. El anterior estaba bien. Pero, tal vez, un poco pasado. A K. le gustó. Por lo tanto, ya no hay debate. Pasa a ser nuestra nota de Reservado, hoy, nos toca rincón.

Llevo Gavalda, llevo a Rosa Montero, llevo a Eduardo Sacheri (no vayan a acusarme de llevar tan solo a autoras) llevo ... un montón de cosas, como siempre. Y os espero. En el sofá de siempre, a la hora de siempre, pero con cartel nuevo.

Un beso de jueves y calendario nuevo. mjo

Nota: Gracias, guapa. Hoy toca anotar tu cumpleaños y este año, lo prometo, no se me olvida.

miércoles, 11 de enero de 2017

Claro


Pensé que diría que no. Claro. Por eso me ofrecí a cocinar. Bueno, ni eso. Tal vez a ayudar en algo. Pero no dijo que no. Dijo que sí. Y me hice la sorda (por no decir obviedades, la loca) me hice la sorda y por un momento parece que coló. Y sin hacer ruido me fui a leer a mi rincón favorito. Junto a las fotos, con la luz de la lampara de pie que tiene más años que la reforma de esta casa. Pensé que diría que no porque siempre lo hace. Dice, no, tranquila, tardo cinco minutos. Y luego son veinte porque con menos no queda igual de rico. Y yo leo o juego, o simplemente espero. Pero dijo que sí, y tuve que confesar mi osadía al ser descubierta. Y le sentí reír. Desde mi rincón. Sabía que se reía porque su voz sonaba a risa. Y si a él le hizo gracia la cosa, a mí me hizo más. Imagínate. Hacerle reír después de tantos años. 

Hoy toca leer, y toca rincón y toca, como siempre ...reír (o por lo menos sonreír) entre amigas. 

Un beso de un poco sorda y un poco loca. mjo

martes, 10 de enero de 2017

Argentino, claro.


"A la gente del pueblo no le atraían, del circo, ni los payasos ni los animales cansados. El que de verdad los cautivaba era el maestro de ceremonias. Arístides Lombardero se llamaba. Algunos decían que no. Que en la intimidad de los carros rodantes su mujer lo llamaba Carlos, y que Arístides era su nombre artístico. Otros pensaban que nadie podía elegir un nombre como ese, y que la única justificación para cargar con él, como una condena, era que a uno lo hubieran bautizado así."

El libro es de Eduardo Sacheri. La noche de la Usina

Me lo regaló ayer un hombre viajero con nombre de poeta romano al que he conocido estos días pasados. No ha parado de ir de un lugar para otro, y aparecía cuando menos lo esperaba, pero siempre en el mismo sitio. Hoy se va otra vez. Espero encontrarlo de nuevo.

Un beso internacional. mjo

Nota: Le debo un libro, caballero.

lunes, 9 de enero de 2017

Cuchara de palo


"Quizá haya gente mala con gorro de cocinero, pero para levantarse tan temprano y acostarse tan tarde, para pasar tanto frío por las mañanas al recibir la mercancía y luego tanto calor delante de los fogones, para soportar tanta tensión cuando empieza el jaleo que luego te quedas frito en el primer café que pillas abierto en tu hora de descanso, para tomarte la molestia de meter unas verduras escaldadas en baños de hielo para que conserven sus bonitos colores y, por hacer todo eso, quedarte con la tez macilenta el resto de los días, para acabar hecho polvo y aún así tener ganas de ponerte un un delantal en tu día libre y alimentar a los amigos, la familia, los amigos de los amigos, a toda esa gente encantada de tener un cocinero a mano, y que eso te haga feliz, creo que hay que ser buena persona. Ser generoso al menos. Valiente, sin ninguna duda. Porque eso de saciar el hambre de los demás es muy ingrato. Pero que muy ingrato... Siempre hay que volver a empezar."

Anna Gavalda. Una vida mejor

Ayer, después de un día entero en el teatro, llegó, y nos preparó la cena. Una riquísima cena.

Un beso de agua para la infusión. mjo

sábado, 7 de enero de 2017

Siguen encendidas


La vida sigue. Sigue siempre. Rápido. No espera. No hay tiempo libre para aclimatarse, ni intermedios, ni pausas. Se acaba una vida. Empieza otra. Lloramos, reímos, soñamos, esperamos, ...

Hoy las luces navideñas se han encendido de nuevo. Y eso que ya ayer pasamos el día de Reyes. De hecho esta tarde yo he preguntado, y todo el mundo apostaba que hoy estarían apagadas las bombillas. No. Nos dan un poco más. Hoy, tal vez mañana. Para mirar por última vez esas luces que nos hacen cosquillas en el hueco del cerebro donde se cocina la ilusión. 

Un beso a todas las personas que tienen gripe, catarro o resfriado. mjo

miércoles, 4 de enero de 2017

A la más fuerte y la más guapa


Injusto, siempre. Y en su caso, inesperado. Ha sido duro empezar así el año. Sin un beso de feliz 2017. La primera vez que nos vemos, y tiene que ser de esta manera. Lo siento. Y tú lo sabes. Todas los sentimos. Y todos, claro. Eres fuerte y eres lista y eres guapa. Y siempre sabes comportarte como te toca. En los momentos más duros te hemos visto los ojos rojos y esa cara de tristeza honda que sólo tú sabes que sientes. Cuídate. Y deja que te cuiden y te cuidemos.

Un beso enorme. mjo

lunes, 2 de enero de 2017

2017


Parece mentira que ya haya pasado un año. Hace nada estaba yo deseándote un feliz 2016, y mira, ya estamos en otro nuevo. No imagino manera mejor de empezar estos 365 días que cantando y bailando (en familia) a ritmo de un karaoke casero hasta las tantas de la mañana. ¿Verdad?  Pues así empezó yo y alguien que yo conozco.

Hoy es el primer lunes del 2017. Y a pesar de que me han arrancado de cuajo el buzón (viejo y arrugado) que tenía yo en marieta, me parece que este va a ser un año bueno. Lleno de decisiones, de cambios, de intenciones (buenas intenciones) de trabajo, de atenciones, de cariño, de respeto, de aprendizajes. 

Un beso a todas las personas buenas y un coscorrón a las personas que arrancan buzones. mjo

jueves, 29 de diciembre de 2016

Menos mal


Menos mal que tengo amigas que no dejan que me equivoque. Que me llevan por el buen camino. Que me encuentran cuando yo me pierdo. 

Menos mal que existen personas buenas. Estaríamos perdidas sin ellas. Y aunque la vida no siempre es justa, yo estoy segura de que algún día recibirán su recompensa, y se verán libres de orcos y demonios similares. Tengo esa esperanza.

Un beso a la chica más buena del pueblo. mjo

Espido Freire


Que el mundo es un pañuelo ya lo sabemos (no lo voy a repetir) y que me encanta que lo sea, es tan cierto como que el tiempo pasa.

Una persona a la que aprecio mucho y sinceramente (aunque la conozca poco) esté relacionada con otra persona a la que aprecio mucho también y también sinceramente (y a la que conozco desde hace algo más de tiempo), y me gusta pensar que se conocen. Seguro que se ayudan mutuamente. Ella, la primera persona, tiene ahora entre sus manos un libro de María Laura, sí, Espido Freire, Quería volar

Ayer hubo Rebotika. Esto es: muérdago, bombones y polvorones, una visita casual y divertida, una pequeña cabeza de marieta (regalo de Urrike, lecturas, sugerencias, teorías (éstas de M., claro) sobre la formación de las parejas, curiosidades, alguna que otra confesión y muchas ganas de charla. Lo pasamos bien. Como siempre. Nos faltaron algunas amigas, es la vida. No se puede estar en todas partes. Y la vuelta a casa fue emotiva. Era la última cita del año. Bueno, algo de Eminem siempre viene bien en estos casos. No pasa nada. 

Un beso a las chicas de la planta alta de la librería más bonita del planeta. mjo

Nota: Planeta va a ser nuestra amiga M. en cuanto la chica del Padel haga viral su nombre.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Bululú


Erik el constructor de sueños                Kike Gómez y Dani Padrón

"¿Nunca os habéis preguntado de dónde salen los sueños?

¿Quién decide qué es lo que sueña cada uno?

Cuando yo era niño conocí a la persona que llevaba a cabo este trabajo. Su nombre era Erik."

En vacaciones hay más libros en casa. Gordos, finos, ilustrados,... ayer fuimos a la biblioteca y trajimos de todo. Y hoy toca Urrike y tal vez también caiga algo.

Un beso con hojas de colores. mjo

Nota: Sí, la editorial te suena ¿verdad?

martes, 27 de diciembre de 2016

Ya está


Ya está en máquinas la revista de Diciembre. Kantarranas, sí, la revista de AIDAE. Hasta última hora cambiando contenidos, corrigiendo errores, saltando entre caídas de red y archivos descartados. Un lío. Dice A. que este número está gafado. No lo creo. Siempre se hace con mucha ternura. Pronto, la tendrás en casa. Nuevita, con fotos bonitas, con el número premiado que busca dueña, o dueño, con sus anuncios, sus carteles, sus detalles. Y con marieta, claro. Qué maja.

Espero que te guste. 

Un beso de reportera dicharachera. mjo

lunes, 26 de diciembre de 2016

Last christmas


Ayer mismo la estuve cantando. No falla. Todos los años acude a mi memoria entre el Oh, blanca Navidad y Adeste fideles. ¿Qué teníamos? ¿15? ¿16 años? Como dignas adolescentes que eramos, estábamos totalmente coladas por este griego guapo, que cantaba canciones que no entendíamos pero que nos hacían suspirar. (Bueno, yo no las entendía. El resto igual sí.) Y el vídeo (que ahora veo con otros ojos, claro) se nos antojaba lo más romántico del mundo entero. Todas queríamos tener un chico así, mirándonos enamorado durante una cena en una cabaña perdida, en medio de una montaña, cubierta de nieve. Amor a escondidas. Un chico sufriendo de amor por una chica que en las pasadas navidades fue su novia. Lo más de lo más. Nos derretíamos. Y tenemos que reconocerlo, esa sensación persiste. Nos sigue cautivando. No cambiamos.

Adiós, chico de gafas oscuras y mirada de malote. Digan lo que digan, nosotras nos quedamos sólo con tus canciones y con tus bailes. Los chismorreos, para los que se aburren.

Un beso con pelo a capas y cinturones por fuera. mjo