miércoles, 29 de junio de 2016

Sigo aquí ...


... pero ha empezado el verano, y ya sabemos lo que pasa ¿no? Cierto, escribo menos.

Hay una serie de casos típicos que se pueden dar en este tiempo y que van muy relacionados con la lectura:

Caso 1: Sales de vacaciones, descanso, playa, tumbona, ... lectura ¡¡¡Socorro!!! ¡¡¡Olvidaste el libro que estabas leyendo sobre la mesita de noche!!! ¡¡Por favor, y aún te quedan 12 horas de vuelo y 3 aeropuertos.!!

Caso 2: Quieres aprovechar estas vacaciones en la costa para leer todos esos clásicos que aún tienes pendientes. Una noche estrellada conoces al hombre de tu vida y no pasas de la primera página. 17 kilos de literatura en la maleta, para nada.

Caso 3: Te llevas a la casa de veraneo el último best seller que te han recomendado las amigas. Ya en la primera página, horror, te das cuenta que ese libro ya lo has leído y además recuerdas que no te gustó nada. ¡¡Y no hay librerías cerca!!

Caso 4: Te llevas un libro que sabes que te va a encantar en el capazo de verano. El capazo, la sombrilla, la toalla y la maleta desaparecen en el primer trasbordo del viaje.

Caso 5: Ese libro que tanto ansiabas terminar y que tu amiga empezó a leer en el viaje mientras tú conducías, acabó olvidado en alguna gasolinera entre la M-30 y Cáceres, camino de Portugal.

Caso 6: No te llevas ningún libro a Ibiza porque crees que vas a estar tan ocupada bailando y ligando que no merece la pena. El primer día te rompes una pierna y ... ¡¡¡sólo quedan Sudokus!!!

Y se me ocurren muchos más, pero voy a parar.

Un beso para la chica que empezó el día bañándose con las gaviotas. mjo

viernes, 24 de junio de 2016

Haizetara 2016


Queden menos de 4 horas. Todavía estamos a tiempo de dormir una siesta, ponernos bien guapas y salir a las 7 a conocer a las bandas que nos visitan este año en Haizetara 2016.

El día está entre tristón y apático. Espero que mejore. Aunque si no lo hace, no pasa nada, al vestido blanco le pongo las botas altas y en lugar de chaqueta de punto, una buena de agua. Lo importante es llevar las manos libres para el aplauso y las orejas desjepadas. Y lo ojos, claro, bien abiertos, para que no se nos escape nada.

Me voy al sofá, que estoy muy cansada.

Un beso al compás. mjo

La más bonita


Lo digo de verdad. La de la pasada noche de San Juan me pareció la fogata más bonita que he visto en mi vida.Y he visto unas cuantas.

No era muy alta, ni demasiado grande. Tenía troncos gruesos en la base, ramas fuertes formado una tienda de indio, y ramas más finas, repletas de hojas secas, cubriendo el exterior. En el corazón de la fogata, aire, sólo aire. Como cada año, un señor prendió la fogata recitando unas frases de las que solo alcanzo a escuchar sapuak eta saguak, erre, y con decisión y sabiduría grita... atzera!! atzera!! 

Ahí empezó a crujir la madera seca y las hojas, y miles de pequeños fragmentos de corteza volaron hacia el cielo como brujas locas. Un fuego naranja, azul, violeta, bailaba al compás del viento. Apenas humo, haciendo figuras. Y el calor del fuego, que perdura un buen rato hasta empezar a flojear en altura. No, en base.

Algunas personas echaban al fuego papeles con notas, deseos, pensamientos, juramentos, ... ni yo ni mis chicos arrojamos nada este año. El año pasado sí, y se cumplió de pleno. No es cuestión de abusar.

Un beso de bruja buena. mjo

martes, 21 de junio de 2016

Cosas que pasan


Si de Bizkargi vino con brecha, de Plencia ha aterrizado en el patio con una fisura en un dedo del pie izquierdo. El segundo dedo empezando por el gordo. Verde, azul, morado,... de todos lo colores y algo hinchado. Nada grave. Tres semanas de calzado rígido y un vendaje que impida el movimiento. Controlado. Mimos, besos, más mimos, risas y antes de lo esperado, como nuevo. Para HAIZETARA bailando, seguro. En esta casa, curamos rápido. No faltan ni abuelas con caldo y tortilla, ni juegos para que no molesta la herida. Todo es tener la pata el alto y el frescor asegurado. 

No es lo que pasa, es cómo ves lo que pasa.

Un beso de cura, curita. mjo

Movimientos


He subido la entrada del encuentro en Bidebarrieta para que no pase desapercibida.

Un beso. mjo

¿Jubilarse con la literatura?


El día 21 de junio, a las 19:30, en Bidebarrieta Kulturgunea. Diálogos con la literatura del siglo XXI.

El escritor Javier Reverte y la escritora Luisa Etxenike. Idaia Jauregi será la moderadora.

Yo quiero jubilarme con la literatura, sí. Y una vez jubilada leer y leer. Y escribir y escribir.

Un beso de pluma y tecla. mjo

lunes, 20 de junio de 2016

Pistolas


La primera guerra de agua siempre es la más divertida. Así como la primera cerveza con limón es la más rica, o el primer paseo por la playa es el más emotivo. Ha empezado hoy. El verano, digo. Qué ganas tenemos siempre de vacaciones, de aire en la cara, de agua de mar, de ropa fresca, de noches de calor, de sol en la piel, de luz, de todo. 

Mañana se van a Plencia, a pasar el día y yo pienso en esas cosas que puedo hacer en soledad. Hará buen día, lo aseguran. Creo que me voy a dar un primer paseo por la orilla con un libro en la mochila, para disfrutar imaginando todo lo que vamos a hacer este verano. 

Un beso nocturno. mjo

Nota: Si aún no has comprado tus pistolas de agua, ya vas mal, todas las tardes... guerra. ¡¡¡Corre!!!

Enigmas


"Al día siguiente se levantó con el sol. Se lavó en el río, se revolcó sobre la hierba para estar perfumado y se puso en marcha."

Las ilusiones del mago. 

Texto: Ricardo Alcántara
Ilustraciones: Gusti
Enigmas: Ángels Navarro

Fue lo de revolcarse sobre la hierba lo que llamó mi atención. A él le pareció de lo más normal. Serán cosas de la edad.

Un beso tierno y fresco. mjo

domingo, 19 de junio de 2016

Noche de lluvia y día de sol


Aún así lo pasamos bien. Un helado a las 12 de la noche en una ciudad iluminada y colorida te puede hacer sentir muy bien siempre y cuando ignores la lluvia, los paraguas y el bullicio de la gente que opina en alto que el año pasado fue mejor. ¿Mejor? Tal vez, pero hay momentos que no se olvidan y nuestra memoria se llena de ellos. Las lamparas del plaza Moyua iluminándose en colores y ritmos que no esperas bien merece la espera. La Carola, llena de pequeñas luces recibiendo mensajes desde el puerto marítimo, el museo, con sus maquetas preciosas y sus juguetes que llenaron la cabeza infantil del que todo lo quiere ver y hoy no le puedo sacar a la calle porque hay que recrear el hundimiento de un barco pirata y el rescate de los piratas por modernos guarda costas en sus lanchas. No falta detalle, rocas, puerto, faro,... 

Siempre merece la pena vivir con los ojos de la ilusión. Aunque llueva, aunque truene, y aunque tal vez, en alguna otra ocasión, la cosa .. fuese mucho mejor.

Un beso de globos de colores. mjo

Nota: Creo que me ha quedado un poco ñoño. Bueno, a veces pasa.

sábado, 18 de junio de 2016

Para que no se me olvide


Lo anoto aquí, y así puedo tirar el papel donde lo apunte, de malas maneras, aquella mañana en la cocina de mi amiga argentina. (O acabaré perdiendo el papel y olvidaré aquellas dos frases que tanta gracia nos hicieron y que decidimos convertir en títulos para nuestro libro a 4 manos.)

No te perdoné .. algo.

Apunta vos que tiene las manos limpias.

Un beso a la creadora del barquito. mjo

Momentos


Trozos pequeños de papel en el bolsillo, pintura blanca en los dedos, hambre, sed, ideas que hay que dejar para el lunes que viene, un trozo de cuerda en el otro bolsillo, más papel, más pintura. Así salgo del taller. Con la necesidad de salir y las ganas de volver. Se está muy bien ahí dentro. Hay claridad, música, tranquilidad, y hay un montón de objetos que esperan ser utilizados, o cambiados de lugar. Cada cosa quiere un espacio bonito, en el que la luz realce sus formas, su color y su textura.

A veces las cosas se aburren del espacio que ocupan, de las otras cosas que permanecen a su lado, y necesita amistades nuevas. El bote de cristal se lleva muy bien con la rafia natural y el papel claro y rugoso. La cesta de huevos que contiene a la reina del rincón necesita un pared blanca detrás, eso le da seguridad. La de alambre prefiere estar cerca de la ventana, y que la luz permita apreciar todo su contenido. Todas las cosas van y vienen. Así yo recuerdo que existen y me ayudan a inventar mi trabajo. 

Pero también hay cosas que no se trasladan nunca. Llevan ahí más de un año y están tan cómodas y tan bonitas que no voy a moverlas si no me lo piden ellas. Una de esas cosas es el plano que me trajo una amiga de un viaje. Preside, frente a mí, esa tabla de madera que tanto transito soporta. Tiene el color que necesito ver si levanto los ojos del papel. Y me hace pensar en un lugar en el que no sé si estaré pero en el que ella estuvo y pensó en mí, y me trajo, protegiéndolo bajo la lluvia, como regalo para mi taller. Conservo la bolsa de papel, incluso he enmarcado un fragmento. 

A veces, hay cosas que hay que mover, y otras veces, hay cosas que deben permanecer.

Un beso de gotas de agua. mjo

viernes, 17 de junio de 2016

Una invitación a la Noche Blanca de Bilbao



Hace 716 años se fundó la Villa de Bilbao, precisamente en el enclave fluvial en que el río se convierte en ría: Bilbao nació en el punto más alto al que llegaba el flujo de las mareas. Anclada a ese núcleo original, la villa fue creciendo mientras remontaba ambas orillas hacia el mar.

Ahora, la Noche Blanca se celebra cada año en torno a la fecha de junio en que se fundó la Villa.

Este año 2016, la propuesta configura un itinerario de luces, formas y sonidos, un trayecto lleno de sorpresas e impresiones que remonta las aguas desde el corazón de Bilbao, en el Casco Viejo, hasta el extremo occidental de los barrios de Deusto y de Zorroza.
Mucho ha cambiado Bilbao a lo largo de los siglos, pero siempre ha permanecido leal a la columna fluvial que vertebra su identidad. En otro tiempo, la Ría concentraba la actividad mercantil, marinera y siderúrgica; ahora vierte su energía en tareas muy distintas: el arte, el ocio y los servicios. En torno a la Ría han cambiado las ocupaciones, pero no la naturaleza de una ciudad dinámica y activa, que siempre se ha sentido segura de sí misma.

La Noche Blanca 2016 va a ser una espléndida oportunidad para pasear —y conversar— a lo largo de un camino de luz y de sonido, lleno de sugerencias e impresiones. La excusa perfecta para vivir la noche en una ciudad singular en su pluralidad. Una hermosa sinfonía de ciudad.

Un beso para el chico que me anima a ir a verlo. mjo 

jueves, 16 de junio de 2016

La ballena azul


"La ballena azul puede llegar a medir más de treinta metros. O lo que es lo mismo: un camión, una excavadora, un barco, un coche, una bicicleta, una moto, una furgoneta y un tractor puestos en fila uno tras otro.

El corazón de una ballena azul es más grande que el de cualquier otro animal. Es del tamaño de una coche utilitario y pesa 600 kilos."

 La ballena azul. Jenni Desmond. 




- Quiero más de éstos. -me dijo una mañana. 
- Claro, ya los vamos a buscar.

Una imagen vale más que un montón de palabras, y en ello estamos. Una imagen, paciencia y cariño. Así ... lejos, muy lejos.

Un beso al universo. mjo

Nota: A veces, medio jugando, medio en broma, lanzas un deseo al aire y éste llega. Gracias.
 

miércoles, 15 de junio de 2016

Cara de pájaro... para él


"-¡Hulk, basta! -ordenó la señora Manolita. Y dirigiéndose a Carrasco, exclamo: -¡Míralo! ¡Es que es un gallito! -y bajó en el tercero.

Carrasco, atónito, siguió con la mirada aquel gallo disfrazado de perro y pensó que la señora Manolita, definitivamente, tenía un grave problema con las especies animales."

Cara de pájaro. Rocio Bonilla

Y para mí: Un océano de amor
Wilfrid Lupano - Grégory Panaccione

Del segundo no os puedo escribir nada. El libro entero carece de texto excepto en su prólogo.

Un beso de memoria de pez. mjo

Nota: Cara de pájaro, ojos de pez, como una cabra, la oveja negra,... se lo tengo que explicar.

lunes, 13 de junio de 2016

Tener o no tener


Me refiero a la memoria. ¿Tienes memoria? ¿Sabes dónde dejaste ayer el coche (tú como yo, que no tienes garaje y cada día lo dejas en un lugar distinto)? ¿Eres capaz de repetir los números de teléfono móvil de tus amigas, e incluso, el número fijo de sus casas? ¿Eres capaz (y aquí  viene la pregunta importante) de recordar cuál fue la última página que leíste la pasada noche? No, seguro que no. Sólo algunas personas se aventuran a cerrar el libro sin incluir confiadamente un papel, una etiqueta o una tarjeta entre la última página y la siguiente. Una de esas personas vive conmigo. 

El resto, yo por supuesto, utilizamos lo primero que pillamos, da igual, un fragmento del periódico, un descuento, la cuenta de la tienda del barrio, una postal sin firmar, un papel con un dibujo infantil. ... Todo vale, con tal de no perder el hilo de la historia teniendo que revisar página a página lo leído anteriormente o lo que queda por leer.

Y tanto bla bla bla, es solo para decir que la Biblioteca tiene un nuevo marca páginas. Sí, eso que no solo te ayuda a saber por donde vas, sino también a no perder, en los recobecos de una mente despistada, la fecha en la que has de devolver impecablemente puntual ...el libro.

Ese marca páginas nuevo, déjame que presuma de ello, lo he creado (a gusto de las 5 chicas que ahora dan vida a la Bibliteca) yo. La misma de viste y calza. Y estoy muy orgullosa de ello.

Un beso de mancha de tinta amarilla. mjo
 

Txalaparta


Infomación:

"Este instrumento de percusión de origen tradicional se utilizaba en una pequeña parte del País Vasco, concretamente en los caseríos y alrededores de la cuenca del río Urumea: Lasarte, Usurbil, Hernani, Ereñotuz, Urnieta, Astigarraga, Ergobia, Andoain y su utilización estaba íntimamente ligada a las labores de fabricación de la sidra. Tras triturar la manzana, se celebraba una cena y una vez terminada la cena, al oír el instrumento, la gente de los alrededores se iba animando y se acercaba al lugar. 

Siempre ha estado relacionado su uso con el medio rural y con este modo de vida. También se utilizaba en otra celebración: la boda, bien el mismo día o días antes del festejo. Podemos decir que allí donde se escuchaba tocar la txalaparta había una fiesta, ya que se empleaba para entretener a la gente y para hacer música festiva y juegos rítmicos con improvisación."

Mira tú por donde, a mis ... muchos años de vida, he conseguido que alguien me ensañara (un poco) la técnica de la Txalaparta. Ttakun, Herrena, Hutsune. Me gusta mucho este instrumento. 

Un beso de lana y cuerno. mjo