domingo, 19 de abril de 2015

Esto no puede ser.


¿Desde el jueves sin escribir ni una palabra?

Gacetilla: el rincón del jueves fue (para una servidora) especial. A mí, que no me tiemblan las manos ni después de usar el taladro, sentí que las rodillas y el resto de mi cuerpo (para qué nos vamos a engañar) sufrían los espasmos de una vergüenza inusitada, al leer un relato de una autora que empieza ahora a escribir y a leer lo que ella escribe. Las personas que acudieron saben cuál es la razón, el resto se lo pueden (si afinan bien) imaginar.

El viernes acudí a la inauguración de una lavandería auto-servicio en la calle de la peluquería de Maite Romero y el Singing Frog. Allí conocí a la chica que llevará el negocio y resultó ser nuera de alguien a quien ya conozco. Además coincidí con amigas y amigos y fue un rato divertido.

El sábado cena de las 4 fantásticas del apocalipsis nau (ya sé que no se escribe así). Hacía más de dos años que las ex-Zornotza Aretoa no nos reuníamos en torno a una copa y una cena. A menos 10 volvimos a casa, después de hablar mucho y reírnos más. ¿Lugar de encuentro? El Sukoi, por supuesto. 

Hoy domingo, brilla el sol y habrá que hacer un poco de parque. Me llevo algo para leer.

Un beso en pijama de flores. mjo

jueves, 16 de abril de 2015

Gran Cabaret. David Grossman.


La de rizos lo quiere. A mí, ya me ha metido en gusanillo en el cuerpo y yo también lo quiero leer. Se puede pedir, claro. Se puede pedir a la Biblioteca y que lo traigan, o lo compren, o lo alquilen, ... y si ya ha llegado, le echamos un vistazo en el sofa. (O más de uno.)

Tenemos muchas cosas ricas para este jueves. Muchos libros. Y celebraciones. Y proyectos.

No escribo aquí un fragmento, porque no tengo. Recuerda: Gran Cabaret. David Grossman.

Un beso a palo seco. mjo

miércoles, 15 de abril de 2015

Debo confesar y confieso ...


...que no veo la televisión, que apenas leo diarios, que no me interesa la prensa del corazón y que últimamente prefiero la música a la radio. Por lo tanto: no sé qué pasa en el mundo, no conozco la última hora, no tengo datos para el cotilleo  y no sé que música suena en las discotecas. Soy feliz en mi micro mundo. Sin demasiados ruidos, sin voces altas, sin palabrotas. Me gusta la paz de la vida cercana. La seguridad que te otorga saber a qué hora te irás a la cama. La calma que te regala el sofá y la manta. Una infusión, por favor, y noto como el día se acaba. Buenas noches, amigas mías, gracias por permitirme ser rara. Gracias por entenderme aún sin brújula o mapa. Os espero pronto. En el sofá naranja.

Un beso en inestable equilibrio. mjo

martes, 14 de abril de 2015

Bonito día.


Precioso, diría yo. Cálido y soleado. Ideal para celebrar un cumpleaños, o dos, o más. Hoy cumplen dos amigas de esas de las que se puede presumir. De esas que sienten lo que dicen y dicen lo que siente. Una es rubia y la otra morena, y las dos tienen los rizos más rebeldes que jamás he visto. Son cariñosas, atentas y buena gente. A una ya la he visto (esta mañana, tan alegre como siempre) a la otra espero verla dentro de un ratito, cuando su otra mitad y la mía salgan de esas clases en las que hoy no creo que se pueda atender mucho. Es bonito ver a las amigas el día del cumpleaños. Y desearle muchos más y darle un par de besos. ¿Verdad?

Ninguna de las dos lee este blog pero a mí me da igual. Yo aquí lo escribo porque quiero y me apetece.

Un beso, guapas. No cambiéis nunca. mjo

lunes, 13 de abril de 2015

Mitad ficción, mitad ...


"Los dolores vienen y van en oleadas. No se parecen en nada a los subidones orgásmicos descritos por mi profesora new age de preparación al parto, pero tampoco son terribles como los relatos de mi madre de pelvis partidas en dos y mujeres que enloquecen de pura agonía."

Una cocina a prueba de ratones. Saira Shah.

Lo ha elegido él. Pero creo que es para mí. Si lo deja, lo cojo. Si lo acaba, le espero. Con lo que anda por casa creo que tengo para tres meses. No hay nada como tener libros en la reserva.

Un beso de gato. mjo

domingo, 12 de abril de 2015

Un ejercicio de funambulismo.


"Charlotte aprendió a leer su nombre en una tumba.
Así que no es la primera Charlotte.
Antes existió su tía, la hermana de su madre.
Las dos hermanas están muy unidas, hasta una tarde de noviembre de 1913.
Franziska y Charlote cantan juntas, bailan y ríen también.
Y es algo que nunca resulta extravagante.
Hay pudor en esa forma de practicar la dicha."

Así empieza el último libro publicado de David Foenkinos, Charlotte.

No ha sido capricho de la aquí transcribe. El libro entero está escrito con frases cortas.

Un beso nocturno. mjo

sábado, 11 de abril de 2015

Momentos.


Una recién nacida de papos comestibles y lazo rosa. Un niño pequeño, con hambre y rostro de príncipe de cuento. Una linda muñeca de rizos y otra de labios pintados. Un niño que atiende visitas y otro niño, hijo de un amigo (donante de libros) del tecnólogo (un chico muy majo venido a estas tierras por amor (amor, amor) su suegra, una amiga de la suegra, la nuera de la suegra (que resulta ser fotógrafa) y la mujer del amigo del tecnólogo. La madre de la recién nacida y la muñeca de rizos, su alumna con su perro grande. (Recuerdo otro perro, pero no sé de quién era) El otro de la chica emprendedora, ella, mi amiga que iba para casa, la hija del amigo del tecnólogo, la ilustradora siciliana, y .... Me he perdido. Y yo, claro, también estaba yo. Momento marieta soul. De foto. Todo el mundo hablando con todo el mundo. Había galletas, bromas y prisas (de mentiras, de ahí no se quería marchar nadie). 

No llegué al ayuntamiento, ni a la asesoría, ni compré el pan. La vida no se equivoca dice la chica del pelirrojo, y no existen las casualidades sino las causalidades. Lo dicho. Nos vemos en mi puerta blanca con persiana azul cuando tú quieras. San Miguel nº 4.

Un beso encantado. mjo

viernes, 10 de abril de 2015

A veces, sólo a veces ...


... las palmeras crecen en la nieve.

La última vez que nos vimos fue bajo la fina lluvia de un abril sin primavera y con una caja que contenía un regalo que endulzaría mi vida. Me dejó, días antes, unas palmeras con chocolate que no podré nunca comer de una en una. De puro ricas. Ese día olía a vacaciones. Hoy, huele a vuelta. El lunes espera detrás de este fin de semana.

Ahora tiene en sus manos Palmeras en la nieve. de Luz Gabás.

"Papel, un trozo de papel puede cambiarlo todo."

Sí, querida, también lo han llevado al cine. Se estrenó en diciembre.

"A veces, el viaje más largo, es la distancia entre dos personas."

De mi casa a tu casa me pongo en 10 minutos. 

Un beso grande y gracias por esa maquinita maravillosa que cuando se pone azul me recuerda al mar en noche de luna llena.  mjo

miércoles, 8 de abril de 2015

Mañana no.


Hoy es miércoles, por lo tanto mañana ... pero... no hay rincón, que estamos en la semana de Lunes de Pascua, y algunas personas, yo no, están por ahí de vacaciones. No nos vemos en el sofá hasta el jueves que viene. Largo se me hace. Y hay un problema, para cuando llegue el día de juntarnos otra vez, ya me habré comido las magdalenas de almendra que con tanto cariño os he traído. No puede ser. No voy a entrar en el "trisillo".

Llevad anotados los libros leídos, y yo llevaré más libros para leer. Y fotos. Intentaré llevar las fotos que tengo pendientes. (No enterder: las fotos en las que llevo pendientes, no) Las fotos que os debo.

Un beso de cada día estáis más guapas. mjo

martes, 7 de abril de 2015

Helada.


Ya estamos de vuelta. Lavadora a pleno rendimiento y una casa llena de polvo que no entiendo de donde ha venido. Meigas, seguro. Ahora a pasar las fotos o guardar recuerdos y a soñar con una temperatura que no hemos podido traer en la maleta. Ya hemos probado las aguas del Guadiana, los panes de la Carrera y la salobreña del Hotel Arteaga. Muchos helados, algunos pasteles y ... ahora a comer frutas y verduras. Nos ha dado tiempo a pasar el puente y cruzar la frontera, hemos atravesado acueductos y viajado en Ferry. Hemos visto un submarino, un tranvía amarillo y la barbería más bonita del mundo. Los pasteles de Belem, ni de lejos, la cola llegaba hasta los Jerónimos. Una locura. Ya estamos en casa, felices y dando las gracias. Ahora toca trabajar un poco y recordar el olor de los naranjos en flor cada vez que aquí no salga el sol. 

Un beso de leche de almendras para entrar en calor. mjo

jueves, 2 de abril de 2015

Cuidado, por favor.


Si vas. Si vuelves. Si todavía te lo estás pensando. Si te quedas o si cambias de opinión. Si te ibas y ahora no te quedas. Si no vas, si vienes. Si mañana te lo piensas. Si definitivamente mañana te marchas, por favor, (hagas lo que hagas) ten cuidado. Ve y vuelve cada vez que vayas. Vete y vuelve. Yo prometo hacer lo mismo. Llevaré cuidado.

Yo me voy a ver la luz sobre el trigo verde, a oler la cera en la madrugada y a sentir el atardecer en la piel dormida por el invierno. Me voy a donde ya sí es primavera, y la luz inunda y el sol calienta. Me voy, nos vamos, a subir a la torre y a pasar por la plaza. Vamos a comer dulces del almendra y pasteles calientes. Nos vamos porque echamos de menos el pan, los baldosines, las paredes de cal. Y te prometo volver, más contenta, con rayos de sol en los bolsillos, con churros, con agua del Guadiana, con sabor a miel y limón.

Cuídate mucho si estos días viajas, por favor.

Un beso de maletas recién hechas. mjo

martes, 31 de marzo de 2015

Algo dulce, por favor.


"Y mis padres no dejaban de repetir lo maravillosamente bien que me estaba adaptando a la vida de Nueva Zelanda. A menudo decían -a todo el que quisiera escucharlos- que era muy buena señal que no abriese Facebook cincuenta veces al día para saber qué hacían mis amigos de Irlanda, y que ni siquiera pareciese sentir la necesidad de mandar mensajes a Oscar todo el tiempo. Que conste que esto al final resultó ser uno de los peores errores de mi vida."

Una tarta de manzana llena de esperanza. Sarah Moore Fitzgerald

Un beso adolescente, como este libro. mjo

Nota: Se nos acaba marzo. Lloraría, si no fuera porque estamos de vacaciones, con el cambio de hora hemos ganado luz de atardecer y encima creo que ... (esto no lo puedo decir).

lunes, 30 de marzo de 2015

No lo sabía.


"A veces la vida me viene grande. O quizá sea yo la que se vuelve pequeña ante tantas cosas que no entiendo. No lo sé. Tampoco sé por qué te quise tanto, por qué te sigo queriendo. Ni por qué me cuesta tanto olvidarte. No entiendo que puedas pasar sin mi, sin mis besos. Nadie me ha besado como tú, me decías. Y, sin embargo, prefieres no besarme. O quizá te mueres de ganas y no te atreves a reconocerlo. Es eso. Tiene que ser eso. Ha pasado tanto tiempo que no te atreves a acercarte por miedo a que esté con alguien, a que te diga que no, que ya no te quiero."

Mónica Carrillo. La luz de Candela.

Yo no lo sabía, pero es una de las muchas caras sonrientes que dan las noticias en la televisión. Es lo que tiene jugar a eso de que está estropeada. No pasa nada. Merece la pena.

Un beso de lunes en el que han sonado los despertadores ... y no debían. mjo

Nota: En la portada del libro, una chica hace pompas de jabón. Portada Planeta total.

jueves, 26 de marzo de 2015

El Principito.


"Las personas grandes me aconsejaron que dejara a un lado los dibujos de serpientes boas abiertas o cerradas y que me interesara un poco más en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. Así fue como, a la edad de seis años, abandoné una magnífica carrera de pintor. Estaba desalentado por el fracaso de mi dibujo número 1 y mi dibujo número 2. Las personas grandes nunca comprenden nada por sí solas, y es agotador para los niños tener que darles siempre y siempre explicaciones."

El Principito. Antoine de Saint-Exupéry.

Hoy hace diez años, nació un principito. El nuestro. El que más queremos. Vino al mundo tras horas de querer que saliera y (al final) tuvieron que acabar sacándolo. Y cuando le dio la luz, lloró, lloró y lloró, hasta que me lo entregaron. Me miró con ojos grandes y rasgados y ahí empezó nuestra nueva vida juntos. La mejor y a veces también la más difícil. Y es que las personas grandes, a veces, no entendemos nada.

Un beso y feliz cumpleaños. mjo

Nota: Te queremos un montón.

martes, 24 de marzo de 2015

Ha vuelto.


La rubia de rizos locos. Tras su maravilloso viaje. El jueves sin falta te vienes al sofá. Y nos cuentas con tu pasión de siempre cómo ha sido la aventura. Nosotras te contaremos un par de nacimientos, la inauguración de un espacio creativo y los últimos chascarrillos de la zona. No te hagas la loca, sabes que nos morimos de curiosidad. 

Un beso enorme. mjo

Nota: Como no salga pronto el sol, voy a poner una queja en la ventanilla correspondiente a primaveras vagas, remolonas y despistadas.

lunes, 23 de marzo de 2015

Me besó.


Me besó con sus ojos de rubio y su boca pequeña. Me beso (incluso) varias veces. Despacito. Con cariño. Con cara de trasto, con chocolate y galleta, con gracia. Con las manitas en mi cara. El otro no me besó, pero me quiere igual. O no, pero ya me querrá. Yo no voy a parar hasta que me de un beso, o varios.

Me encanta no quedar con ella, no hacer planes, no encontrármela cuando la espero. Me encanta que todos nuestros encuentros sean fortuitos, locos e improvisados. Aunque yo creo que ya podríamos atrevernos a dar el paso y plantear algo más formar: una cita, una comida o una merienda. 7 es un número muy bonito para pasar la tarde; para perder unas botas, para robar un café o para hablar por el teléfono móvil y comprobar que los labios no coinciden con la voz. Es bonito número para buscar grifos y comprar una silla y una mesa; y un salva mantel, o 651, ¿qué más da? Me encanta cuando nos juntamos y nos mezclamos y cuando ninguna conversación tiene final porque hay que bajar a uno de una silla o volver a guardar, otra vez, las dichosas gafas de sol. Me gusta un montón.

El rubio me besó, el moreno no, pero un día me besaran los dos y bailaremos un rock and roll.

Un beso de primavera despistada que no sabe si salir. mjo