lunes, 26 de enero de 2015

Cena de amigas.


"En el amor no basta atacar; hay que tomar la plaza." Ovidio.

A la cita faltaron algunos chicos (cosas del trabajo). Algunos acudieron, pero eran bastante más silenciosos que nosotras, ruidosas siempre que nos juntamos, sea el motivo que sea. En esta ocasión era la celebración de un cumpleaños. Entre risas por las manos verdes de una y bromas rememorando disfraces y fiestas varias, acabamos (como siempre) haciendo memoria de viejos amores. Sé que para algunas esto puede ser como las historias de la p... mili. Para mí es un cachondeo, porque entre lo que no recuerdo y lo que no quiero recordar, se me pasa la velada riendo por como eramos en aquellos años en los que lo importante era salir, bailar y ligar. Y aunque (seamos sinceras) tanto robo de ligue podía suponer algún problema, ahora es divertido cruzar nombres, fechas, fiestas, y preguntar por el presente de aquellos que fueron, por poco tiempo, el amor de nuestras vidas.

Y aunque una amiga presume de que ella aún le saluda (yo me hago la loca) y sólo puedo decir lo que digo: lo siento reina, pero yo tomé la plaza.

Un beso de recuerdos adolescentes. mjo

sábado, 24 de enero de 2015

Desde Lanzarote.


"Sabemos mucho más de lo que creemos, podemos mucho más de lo que imaginamos." José Saramago.

C. llegó el jueves con un regalo bajo el brazo: un libro. Un libro de Saramago. Un libro de Samarago firmado por Pilar del Río y dedicado a las personas que formamos el rincón. Increíble regalo. Muchísimas gracias.

Y no vino sólo, lo acompañaba un bolsa de tela de la Fundaçao José Saramago y unos paquetes de plátano canario con chocolate. Ummm, riquísimo.

Pilar lamentaba (nos cuenta C.) que en la isla no presumen precisamente de la huella que dejó este escritor y humanista. No encuentras información sobre el paradero de la casa donde habitó él y aún habita ella. Es una casa abierta al público, pero no aparece en las propuestas (junto a los Jameos del agua, el Mirador del río, o las Montañas de Fuego) que te ofrecen cuando vas a Lanzarote. Imaginamos los motivos, pero no los compartimos. 

Un beso de injusticia. mjo

"Si puedes mirar, ve. Si puedes ver, repara." Libro de los consejos. (Cita de Saramago en Ensayo sobre la ceguera.)

miércoles, 21 de enero de 2015

No me lo puedo creer.


En el siglo que estamos y aún tenemos que inclinar la cabeza y agacharnos cada vez que queremos buscar algo. Salgo con dolor de cuello y las rodillas doloridas cada vez que lo intento. Y además me he dado cuenta de que los de la primera y la segunda nunca los he pedido porque no puedo llegar tan abajo. ¿Y si lo mejor está ahí? ¿Y si me estoy perdiendo algo majestuoso? 

No me puedo creer que con tantos avances, con tanta investigación, con tanto cambio a la velocidad del rayo, sigamos, porque nadie lo remedia, rompiéndonos el cuello en las Bibliotecas cuando queremos curiosear entre los cientos de libros que esperan en las estanterías. (Y lo mismo ocurre con los DVD´s.) Si no vas con la autoría clara o el título fresco y decides deambular por los pasillos en busca de algo que no hayas leído ya, .. date por dolorida. Inclina la cabeza, dobla el espizano y busca con paciencia pero no te entretengas mucho. Si por fin encuentras algo que acompañe tus ratos de silencio y no te has provocado una lesión en el intento, enhorabuena, sigues siendo joven. Si por el contrario, te duelen todas las vertebras, hay dos opciones o te estás haciendo mayor o tal vez sería momento de replantear el tema sobre la colocación de los libros en las Bibliotecas.

Un beso chalado. mjo

Nota: Si alguna vez has sentido lo mismo que siento yo, sonríe, no estamos solas.

martes, 20 de enero de 2015

Un título repetido.


"Pierre Anthon dejó la escuela el día que descubrió que no merecía la pena hacer nada puesto que nada tenía sentido.
Los demás nos quedamos.
Y a pesar de que el profesor se apresuró a borrar toda huella de él, tanto en la clase como en nuestras mentes, algo suyo permaneció en nosotros. Quizá por eso pasó lo que pasó.

Era la segunda semana de agosto. El fuerte sol hacía que nos sintiéramos holgazanes e irritables; el asfalto se pegaba a las suelas de goma de nuestras playeras, y las peras y las manzanas de puro maduras eran propicias a las mano para usar como misiles. No mirábamos ni a la derecha ni a la izquierda. Era el primer día de escuela tras las vacaciones de verano."

Nada. Janne Teller.

Cuando quieras A., hablamos sobre escuelas, hijos, inquietudes, ...

Un beso grande a todas las madres con taquicardia. mjo

Nota: Yo leí un verano Nada de Carmen Laforet; era el libro que debía leer M., una inglesa que cuidaba a las primas de las niñas que cuidaba yo. No entendía apenas castellano. Yo leía por las noches y se lo iba contando. Conservo algunas fotos.

lunes, 19 de enero de 2015

Lo que yo digo.


"Ningún ejercito puede detener la fuerza de una idea cuando llega a tiempo." Victor Hugo.

Y ese es el tema. Que aunque al principio parecía que no, después se fue haciendo (la idea, digo) algo más clara, más concreta y más atractiva. Y aquí estoy, buscando asesoría, seguros y pensando en decorar columnas de madera pintadas de azul marino. Y es que la vida da muchas vueltas y a veces, ésta (la vida) se empeña en ponernos en la línea de salida repetidas veces. Volver a empezar (que película más bonita) es lo que me planteo de nuevo. Volver a pensar qué quiero ser de mayor (además de feliz, claro está.) Y una idea se me ha metido en la cabeza y tal vez haya llegado en el momento justo. O no. Lo iremos viendo. Y os lo iré contando.

Y para cerrar tal y como se abrió, otra cita:

"He aquí la ética perfecta: vivir cada día como si fuese el último, no alterarse, no dormirse, no fingir." Marco Aurelio.

Un beso a todas las jubiladas del rincón, las personas más ocupadas que he conocido nunca. mjo

viernes, 16 de enero de 2015

Breve reflexión.


Ahora que lo pienso con calma ...el otro día (ése en el que íbamos a ver la muestra de Hiperrealismo) perdimos el autobús, me ligué a un señor en el Museo con un pisotón, me emborraché con un vino blanco en el Mercado de la Ribera y llegué a casa ...¡¡¡de noche!!! ... Sí, definitivamente, si lo pienso con calma, llego a la siguiente conclusión: sois una mala influencia para mí. Tengo que dejar de alternar con personas tan peligrosas como vosotras. 

Un beso grande, enorme. mjo

Nota: ¿Hacemos otra?

Mamen Sánchez.


Después de conocer a Atticus en La felicidad es un té contigo me quedé con ganas de conocer más personajes inventados por esta mujer y leí El agua del limonero. (Acabo de enterarme de un detalle: es nieta del fundador de la revista ¡Hola!. Mira tú por donde.) Hace poco vi un libro nuevo publicado, imposible de recordar su título (ayer lo intenté y juro no volver a hacerlo) y lo propuse para el rincón. Una vez buscado en donde todo se encuentra, aquí va: Se prohibe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión.

Creo que es totalmente compatible con El mundo de Sofía, El sitio de Constantinopla o La voz dormida. (Libros que andáis entre manos y que seguro disfrutareis.)

Un beso a P. que ayer vino a conocer nuestra jaula de grillos y otro a L. que la trajo consigo. mjo

Nota: Hay dos llaves que una amiga me regaló (con 75 fotos de la noche de la fiesta) que andan por ahí. Si todavía no te han llegado, paciencia, va rápido. Otro beso.

miércoles, 14 de enero de 2015

Hiperrealismo 1.967 - 2.013


Para P. la cafetería, para A. los puestos de porcelana en el mercado vietnamita, para E. las jarras de cristal (ésta era mi segunda opción) para M.L. y para P. Venecia, y para M.C. los reflejos en ese enorme escaparate de ciudad, y para mí, el fragmento de la máquina de escribir.

Le he pedido a cada una, al finalizar la visita, que eligieran una pieza.

Yo creo que les ha gustado. Creo que les ha gustado mucho. A mí, me ha encantado. Y ver sus caras viendo las obras, más. El audio-guía no es lo mío y lo he devuelto antes de entrar, no quería perder detalle. Prefería observar y hablar. Ya buscaré después la información que me interese. Ben Jonson o Roberto Bernardi, Don Eddy, Audrey Flack ... (68 obras) Grandes, muy grandes, otras más pequeñas. Todas increíblemente buenas. Ahora tengo que localizar esa obra que muestra el fragmento de la máquina de escribir azul. (Me la habría llevado puesta) No era la mejor, ni la más impresionante, pero es (sin duda) la que más me ha gustado. 

Un beso de miércoles con 14 grados en un Bilbao muy bien iluminado. mjo

Nota: Chicas, ahora (por favor) ataros bien la chaqueta.

martes, 13 de enero de 2015

Se me caía la baba.


Yo quiero esos sombreros preciosos, esos vestidos de gasa, esas casas embellecidas con flores, esas hermosas vistas al mar. Yo quiero verme con esa luz maravillosa. Y es que no puedo ir a ver una película suya sin morir de envidia por la protagonista. Y lo sé, aquí ocurre como con la bebida esa con burbujas, o eres de naranja o eres de limón. O no te gusta o te encanta. A la de mi derecha no le gustó casi nada y a la de mi izquierda le gustó bastante, y yo ... yo volvería hoy mismo a verla para deleitarme los ojos y los oídos. Y es que Woody Allen es alguien a quien admiro en todo lo que hace. Y no es racional. Es pasionoso. Ayer en "Magia a la luz de la luna" cada encuadre era una postal y cada diálogo una lección de orfebrería. Todo en ella era bonito. Todo más que correcto. Todo para querer ser la protagonista y caminar sobre esos zapatos con flores y lazos de tela. En otra vida quiero ser musa de este genio del Bronx. Por favor.

Un beso de martes y 13. mjo

Nota: Yo tengo un plano de Nueva York. La de mi izquierda me lo regaló y no se puede imaginar la ilusión que me ha hecho. Es imposible de explicar.

lunes, 12 de enero de 2015

A veces pasa.


Ocurre en ocasiones que una llamada interior nos lleva a comprar algo nuevo que nos haga sentir mejor. Un blusa, unos zapatos, tal vez una chaqueta. En el probador, miramos y remiramos ese cuerpo nuestro, una y otra vez, por delante y por detrás, como si no lo hubiéramos visto nunca antes. Giramos, ponemos caritas, nos estiramos, nos encanta, nos queda fantástico y aún así, ... volvemos a mirar. Por nuestra cabeza empiezan a pasar todas las prendas de nuestro armario, buscando posibles combinaciones: la chaqueta de punto, el pañuelo de cuadros, la falda de tablas. Nuevas opciones de mezcla se abren en nuestra imaginación, y ahora parece que todo quedará mejor, porque ya hemos encontrado la prenda ideal, clave en nuestro fondo de armario, para ir siempre como un pincel que te mueres, y damos gracias a la providencia por haber encontrado por fin la solución a todos nuestros problemas de pasarela Cibeles. Comprobamos la talla (¿para qué, si ya sabemos que nos queda bien?) Comprobamos el precio. (Si estamos en rebajas aquí la satisfacción es total.) Y volvemos a mirarnos al espejo, por si acaso, una vez más.

No sé tú, pero yo, aún así, he dejado la prenda por falta de valentía final. He recordado a última hora que tengo algo muy parecido en casa y que apenas me lo he puesto.

Aún así, me chifla ir de tiendas. 

Un beso de saldos y doble etiqueta. mjo

domingo, 11 de enero de 2015

El hogar de José.


Ayer por la mañana, una de las nuestras, nos envió unas fotos (de ella) acompaña por una mujer a la que admiramos mucho. No diré nombres, nunca lo hago. Yo la recordaba menos delgada, pero la sonrisa era (casi) la misma. Enérgica y vital, imagino que vive por y para la Fundación que trabaja con el deseo de mantener viva la memoria del que fue su marido. Imagino que el jueves que viene, nos contarás con pelos y señales esa visita en Lanzarote. Te esperamos con envidia.

Y el miércoles nos vemos. Nos vamos al Museo y después igual vamos a comer a un lugar que una amiga (que me conoce en gustos) me ha recomendado: La Mary, en La Alhóndiga. Y si no, a otro. Será por opciones. 

Bueno, hasta mañana, os dejo, que hoy me he levantado dibujona y debo (desde hace tiempo) unas cuantas ilustraciones.

Un beso con lápiz. mjo

sábado, 10 de enero de 2015

Existe vida.


Llegó. El día marcado con rojo en el calendario y con la palabra estreno escrita en mayúsculas, ... llegó. Y hay vida. Siempre hay vida después del estreno. Y tienes que recoger los dibujos, los patrones, los hilos, te acuerdas de las amigas que no han podido venir, y de las que olvidaste avisar para que vinieran. Te alegras porque ya ha llegado el momento, aunque sabes que no es el final. Hay que retocar algunas cosillas. Siempre hay algo que mejorar. Y te pones un poco triste porque, como a un hijo que se hace grande, lo tienes que dejar marchar (esto último es coña, perdón por la palabrota, no me da ninguna pena. Ahora a desear otro espectáculo y otro vestuario que desbaratar.) Lo que decía, ahora toca recoger los hilos, sobretodo porque en un rato viene todo el mundo a comer. Bien sabido es que el mismo que pone las luces hace las alubias en casa y para hoy ha preparado una crema y un pescado que no se pueden rechazar por muy larga que fuera ayer la juerga. (Yo no lo sé, me vine pronto a casa que había prometido lectura de Mortadelo y Filemón con voces y onomatopeyas.)

Os dejo, que estoy viendo alfileres hasta en los cojines de sofá. Qué horror.

Un beso de costurera con problemas de lateralidad. mjo

Notas: Hoy reestreno, a las 6 de la tarde. En el Zornotza Aretoa.

viernes, 9 de enero de 2015

Una de museos.


El próximo miércoles nos vamos a la capi, de museo y de paseo. Ahora que otra vez somos oficiales tenemos la libreta llena de posibles planes. Todos están bien, algunos son más viables y otros solo soñables. Pero vamos a intentarlo. Ayer nuestra viajera nos recomendaba New York. Casi nada. (Gracias por los regalos. Me encantan.) Y en su día quedó Pamplona, o San Sebastián. De momento, ya hemos puesto día y hora para asomarnos a la ría y al Museo de Bellas Artes y ver in situ la exposición itinerante y colectiva de Hiperrealismo de los años comprendidos entre 1967 y 2013. 

Cita el próximo miércoles (día 14) a las 9:15 horas, en la parada del autobus directo a Bilbao.

Un beso de viernes con café y estreno. mjo

jueves, 8 de enero de 2015

Entre telas.


He calzado almaceneros, cosido bordados chinos, cubierto de cajas un almacén. He imaginado hormigas con bombín, prostitutas con lentejuelas, algún soldado con plumas y un cocinero con guantes de lana y servilleta color carmesí. He pintado un sol naciente, un letrero de comida para perros y algún que otro mantel. El del séptimo de caballería, el que canta Guantanamera, la reina, la mujer libre, la que vigila al maquinista, ... A veces ha cosido, otras he elegido, otras muchas he sacado de mi propia maleta si ello era necesario, muchas muchas me he pinchado, cortado, equivocado y sobre todo ... muchas he disfrutado. Es lo que tiene este trabajo mío. Es lo que tiene que me guste el teatro.

Ahora ando entre telas de lino, descalzando Quijotes y abrigando Sanchos, que andan los tiempos raros para la lírica y a un conocido se le ha metido entre ceja y ceja sacarle el polvo al Miguel de Cervantes. En una versión muy francesa, todo hay que decirlo. 

Y la triste figura y su afable escudero, han sido mis desvelos de estas últimas noches antes del estreno. Como siempre, no llego. Mañana, antes de levantar el telón estaré, es un clásico en mí, cosiendo las últimas puntadas. Es lo que tiene ser como soy. Lo sé.

Un beso de lino y puntilla. mjo

viernes, 2 de enero de 2015

Petición interesante.


Hola de nuevo. ¿Qué tal le sienta al cuerpo empezar el año y que otra vez estemos a viernes? Bien, ¿verdad? Hoy salimos un poco, creo. ¡Qué tengo ganas de caras amigas! ... Que a algunas personas no las he visto desde antes del Olentzero y las echo de menos. A la hora de siempre, donde siempre. ¿Para qué cambiar, si así va bien? 

Y hablando de amigas, he recordado (y era lo que quería decir cuando he empezado a escribir) que alguien la noche de la fiesta loca en el Sukoi, sugirió si además de en este (descastado) blog, se pudiera escribir en el grupo de whatsApp  los libros que leemos en el rincón. Por supuesto que sí. No faltaba más. Cuenta con ello.

Un beso y un deseo de felicidad lanzado al aire frío de invierno. mjo

Nota: Yo ahora estoy releyendo algunas biografías. Joseph Beuys, Christo y Jeanne Claude, Endre Erno Friedmann  y Gerda Taro, .. ya os contaré.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Adiós 2014. Bienvenido 2015.


Feliz fin de año. Feliz comienzo. Feliz vida. Deseo, para todas las personas, un año lleno de besos, de cariño, de ilusiones y de imaginación. Salud, amor, felicidad, esperanza y comprensión. De verdad, de la buena. Y que todos los deseos se hagan realidad. Por pedir, que no quede. ¿Verdad?

Os quiero un montón. Y ya lo sabéis.

Un beso de anfitriona feliz. mjo