martes, 9 de febrero de 2016

Un libro que está en todas partes.



"Corren los años ochenta y a Kate, una joven fotógrafa londinense, le está costando mucho sobreponerse a la muerte de su madre, una famosa bailarina de orígenes inciertos. Cuando recibe de manos de su abuela adoptiva un misterioso retrato de una mujer que guarda un sorprendente parecido con su madre, Kate se embarca en un viaje para desenmarañar su historia familiar que la llevará desde Córcega, donde está la casa del famoso pintor Thomas Stafford, hasta el París de los años treinta. En este inolvidable periplo, con el que pretende hacer las paces con su pasado, descubrirá una gran historia de amor truncada por la guerra y un gran misterio: ¿Qué relación tiene el autor del cuadro con su madre? ¿Y con la propia Kate?"

Todo lo perdido y encontrado. Lucy Foley

A una amiga mía le ha encantado. A esa que duerme mucho ultimamente. Un día paseamos y me cuentas tu sueños. 

Un beso de martes lluvioso. mjo

Nota: Hoy no ha running... ¿verdad?

lunes, 8 de febrero de 2016

Lari


Así le llamó delante de toda la Academia. Fue el suyo uno de los agradecimientos a la dirección más bonitos de la noche. Una de verde. Otra de blanco. Guapísimas las dos. Emocionadas. Contentas. 

Enhorabuena, pirata. Las chicas del rincón no pueden estar más contentas. Anoche la noticia voló y llovieron mensajes de felicitación. Qué ganas tenemos de verte. Tenemos que felicitarte por tantas cosas...

Darín estuvo elegante, ingenioso y sincero (como siempre).. le admiro. Natalia de Molina, contenta y sencilla. Ozores, Goya de honor, mayor y con su lengua de trapo, un señor. Cámara, un cielo. M. Herrán ... nos dejó sin palabras. Aranoa, con su coleta, dando en el clavo. Dani, a su abuela. ¿La viste? Yo sí. Entera. Ya comentaremos los vestidos, los peinados, ... y los retoques.

Un beso de domingo. mjo

Nota: Aún no he visto Truman. Yo espero.

viernes, 5 de febrero de 2016

De la chica del actor


"¿Cómo era posible que ningún hombre en la historia de la humanidad hubiera reunido el valor suficiente para besar a una mujer? Desde luego, no recordaba cómo había conseguido él esa proeza. Ya a las doce años había inclinado los labios para dirigirlos hacia una chica, aterrizando sin daño alguno sobre la formidable parrilla de su ortodoncia, ..." 

Página 188. Capítulo 11. El primer beso. Libro: Un matrimonio feliz. Rafael Yglesias.

Recomendación de una de las chicas de la Rebotika. La misma que habló de Amour, amour. 

Un beso grande a todos los matrimonios felices del mundo. mjo

jueves, 4 de febrero de 2016

Y .. 4 de febrero


¿Qué pensabas? ¿Que me olvidaba de ti? No, guapo, no. Tan sólo he elegido (como en el cine) el orden de aparición, y el llegó primero a la ciudad. ¿Cómo me voy a olvidar de mi compañero de mesa en cenas y celebraciones? Vaya noche la del sábado, ¿eh? Para repetir ... el año que viene. Que aún no me he recuperado del todo. ...Bueno al grano.

Zorionak, Felicidades, que cumplas muchos más, que sigas viniendo un fin de semana sí y otro no. Y cada miércoles, y si quieres los martes y los jueves... también. Que aquí nos gusta que vengas, aunque seas de la Real. Que nos haces bien a todos y sobre todo a todas. Y más aún, a una en especial. Y que sepas que lo de llamarte tántrico, es pura envidia ná más. No les hagas ni caso.

Cuídate mucho, te vemos la semana que viene. Esta ya no. Te esperaremos con los brazos abiertos.

Un beso al chico que mejor le quedan los gorros de lana de toda la cuadrilla. mjo

Nota: Oye, gracias por esos cables que me echas cada vez que me hacen falta. 

4 de febrero


Ha salido de casa con la makila que tú le regalaste. Contento, como siempre, pero un poco más. Pañuelo, calcetines de lana, panceta, ogia. De todo. Celebran el Eguen Zuri, Santa Ageda y mañana carnaval. Esto es vida. Yo de mayor, quiero volver a empezar.

Esta noche saldremos a cantar. Espero verte. Tengo que tirarte de la orejas y darte besos. Es la tradición. Y yo soy muy de tradiciones. (Aquí pondría el emoticon ese que guiña un ojo y saca la lengua.) Espero que tengas un estupendo día de cumpleaños y que cumplas muchísimos más. Y que yo esté ahí para verte, claro. Y para bailar. Espero que tengas muchos regalos y que te salgan muchas arrugas de esas que salen de reír. Eres un crack, Riky Martín. No cambies jamás.

Un beso grande al chico que me regaló una navaja de afeitar. mjo

Nota: ¡¡¡Este sábado juerga!!! Nos disfrazamos, ¿verdad?

lunes, 1 de febrero de 2016

Épica noche. Memorable


Prometía ser una velada para recordar en la vejez. Y así fue. Ya me llevo otro dulce recuerdo a la caja de cosas lindas. El trayecto en tren a la capi, el previo a la cena con croqueta caliente incluida, la llegada de las rezagadas, las fotos (todo el rato fotos), la cena, los postres, la música, la llegada a casa (con los dedos de los pies doloridos por el baile y los tacones) todo, ... todo digno de recordar. Lo único que dejo fuera son las agujetas y el sueño acumulado. Hoy es lunes y aún en mi cerebro hay neuronas que no funcionan del todo. Démosles tiempo. 

Pensé renunciar a los zapatos altos y el vestido fino pensando que la noche no estaría para tales valentías. Pero nos sorprendió una jornada nada fría y pensé: ¡Qué porras, un día es un día! Vestido de las rebajas, medias nuevas, lo zapatos caros y el abrigo bueno (al menos para mí lo es), el bolso de la caperucita de las cuentas, la barra roja que también ella me regaló para darle color al conjunto y mi inseparable anillo negro (regalo de la chica que un día me dijo que lo tenía todo) Nada más. Y nada menos. (Las chicas del rincón habrían estado orgullosas de mí) Me reí mucho, cené muy bien y bailé todo lo que pude. ¿Se puede pedir algo más a una juega con la cuadrilla?  Sí, tener al chico más guapo del barrio a mi lado bailando. Gracias, marido.

Un beso de lunes (el primero de febrero). mjo

Nota: Dedico este post a mis amigas del alma. Envejecer juntas es un honor.

sábado, 30 de enero de 2016

Despertad al Diplodocus


El título no se refiere a mi persona. Para nada. Soy ligera de sueño y me despierto con la primera luz del día. Es el título de un libro de José Antonio Marina. (El de La inteligencia fracasada) Despertad al Diplodocus. Una conspiración educativa para transformar la escuela... y todo lo demás.

"Los docentes tienen que establecer relaciones positivas y productivas con las familias, y mantener una relación abierta, amistosa y cooperadora con la familia de cada niño; animarlas a que se impliquen con los programas educativos y fomentar las relaciones de los niños con sus familias." 

Debería pasarles este libro a una serie de personas que han perdido el norte hace mucho tiempo. 

Me gusta leer sobre educación. Me gusta creer que las cosas van bien. Me gusta pensar que en enseñanza, la vocación es el motor.

Un beso a las docentes que además de ensañar ...cuidan. mjo

Nota: En mi próxima vida quiero ser profesora. Y en la siguiente... bailarina

viernes, 29 de enero de 2016

Desde Hondarribia


Ha caído hoy, como una hoja de otoño, sobre mi mesa de vidrio. No he podido leerla en el momento. No estaba sola. Después, con gafas y calma, le he echando un primer vistazo. Y después otro. Y otro. Pensaba que sabría de quién provenían esas letras mayúsculas. Ni idea. La he leído 6 ó 7 veces. No soy de capaz de adivinar su procedencia. Ni siquiera puedo asegurar si es un hombre o una mujer la persona que no ha firmado la nota. Estoy intrigada. No atino a imaginar quien, desde Hondarribia, un día laboral, puede haberse acordado de mí. 

Si eres tú, y estás leyendo estas líneas, perdóname, por favor. No sé quien eres. He pensado en una serie de personas pero, por uno u otro motivo, las he ido descartando. Me planto. Pongo tu postal en un lugar privilegiado y te espero. Algún día vendrás y yo podré darte las gracias por este regalo. 

Un beso con sello de Correos. mjo

Nota: Las chicas del rincón se van a burlar de mí, seguro.

Una fotografía


"Los recuerdos son como los libros. Solo importan los que permanecen.
Este relato comenzó a escribirse el 16 de febrero de 2009, aunque estuviera yo entonces lejos de poder llegar a imaginarlo.
El móvil vibró a muy primera hora de la mañana y mostró en la pantalla iluminada el nombre de Ana, mi hermana. Era, con toda probabilidad, alguna urgencia relacionada con la salud de nuestros ancianos padres, en Bilbao."

Así empieza Fernando Marías su novela  La isla del padre. (Premio Biblioteca Breve 2015 Seix Barral)

Los recuerdos son como los libros. Algunos no vuelves a mirarlos. Otros, sin embargo, te acompañan a vivir.

Un beso de viernes con una canción en mi cabeza que prefiero no apuntar aquí. mjo

Nota: En la portada del libro una fotografía en blanco y negro.

jueves, 28 de enero de 2016

Ayer Rebotika, hoy Rincón


Lo primero es lo primero. Gracias F. Me encanta que estemos juntas el último miércoles de cada mes. Contigo, siempre, todo, parece más fácil. muak.

Lo segundo, es lo segundo. Chicas del rincón... jueves, hoy tenemos cita. Y tema. Estoy como el limonero Palito López de mi balcón: despistada, es por ello que tengo brotes antes de tiempo. Mucho antes. Alterada estoy con este buen tiempo. Y encantada, ya de paso. Hoy Amor en letras. Llevo los títulos de las 10 novelas  de amor más bellas de la literatura. Y leeré, como siempre (apasionada) los fragmentos más desgarrados de una particular colección que no aparece en esa lista. 

Y lo tercero es lo tercero. Una recomendación de una chica de la Rebotika: Un matrimonio feliz. Rafael Yglesias.

Yo voy a por él. Nos vemos esta tarde. Prometo sonrisas.
Un beso amoroso. mjo

miércoles, 27 de enero de 2016

A este diálogo me refería.


"Ay, Rafael, agarro las obras de Freud y el índice te describe... Cortala. Cortala. Algo aprendimos, ¿no? En estos tres años, algo aprendimos. Está bien, casarnos fue un error, cosa de chicos, llamalo como quieras. Pero Victoria no es un error, querido, existe y tiene una vida. Y esa vida es su madre, su padre a veces, y su escuela. ¿México? ¿México? Pobre Vicki, pobre Vicki... ¿Sabés qué? Andate, sé feliz, crecé, reproducite, morite,... hacé lo que quieras. A mí dejame tranquila con mi burbuja que me constó años de terapia construir. Para que vengas con esas pelotudeces, a ponerme la manito. Andate y tratá de encontrarté, querido. Cuando te encuentres vení que te presento a tu hija. Le voy a decir: "Vicki, éste es tu padre: es un hombre". ¿Azúcar o edulcorante?"

Siempre que pienso en amor, recuerdo esta película argentina. El hijo de la novia. Juan José Campanella.

El tema de hoy el Urrike será el amor. En amor en letras. Llevo unos frascos con muestras. Allí encontraremos más. 

Quiero leer en voz cuando Nino le cuenta a Rafael como era Norma. Eso es amor. Lo de más ... fotocopias en blanco y negro.

Un beso del último miércoles del mes. mjo

martes, 26 de enero de 2016

Adiós con la manito


Yo, que me encariñaba hasta con la caja del champú por sus ángulos perfectos y ese color azulado, yo que no tiraba papel alguno porque creí ver en ellos siempre algo de importancia vital. Yo, que siempre guarde por amor objetos de lo más banales. Ahora, libre de ataduras y complejos infantiles, digo adiós con la manito (lo dice la mujer del Ricardo Darín en la película El hijo de la novia, en una escena que me encanta en la cocina de la casa de ella, cuando él va a platicar y le dice cosas sobre la vida y ella le suelta que si agarra el libro de Freud el índice le describe y bla bla bla) sí, digo adiós con la manito a todo con el mismo cariño con el que los trato mientras están bajo mi cuidado. Libros, ropa, bolsos, ... aligero carga y preocupaciones (que bastante tengo con las ocupaciones) y no pasa nada. Nada de mi ser se empobrece ni se hace más pequeño. Me gusta haber aprendido esta nueva lección (aplicable también, por supuesto, a personas y plantas.) Libres. Somos libres y debemos dejar libres. (Me duele horrores la cabeza, se nota, ¿no?) 

Solo hay una cosa, un viaje, que me costó lágrimas despedir, pero fueron rápidas, secado una vez su surco, sólo queda seguir. Habrá más, seguro. 

Un beso de jengribre. mjo

Nota: ¿No viste la peli? Nooo, por favoooor, no me digas esoooo, es muy liiiiinndaaaa.

lunes, 25 de enero de 2016

Paz


"Las obras comenzaron a traición un lunes a las ocho en punto de la mañana. No hubo preludios ni oberturas, nada que hiciera presagiar lo que se avecinaba. ¿Habrían sido distintas las cosas de haber recibido antes un gentil aviso de que ya podía ir despidiéndome de la paz y el orden durante una temporada?"

El vecino de abajo. Mercedes Abad

Lunes, 9 en punto de la mañana. Gobierna el silencio y yo tengo que escribir (otra vez) una carta de amor ... tal vez desesperada. 

Un beso grande y ordenado. mjo

sábado, 23 de enero de 2016

Silencio, por favor


Instrucciones para pensar:

(Tranquilamente podrían leerse estas notas tras las Instruciones para llorar que nos dio Julio Cortazar, ya que, aunque no siempre es necesario, sí en muchas ocasiones nos vemos en la necesidad de reflexionar después de soltar unas buenas gotas.)

Dejando de lado los motivos que nos llevan a la necesidad de pensar, atengámonos a la manera correcta de pensar, entendiendo por esto un pensamiento que no ingrese en el agotamiento, ni que nos lleve a lugares poco convenientes para el cerebro. El pensamiento sano u ordinario consiste en una acción consciente y serena de la visión total y absoluta de las presencias que hay en nuestra vida (huyo de las palabras cosas y/o personas, ¿de acuerdo?) pasando por nuestra mente todo lo que nos ocupa y lo ordenándolo por importancia, eliminando todo lo que sea ruido, paja o presencias que nada tienen que ver con esa felicidad serena y diaria que necesitamos para vivir. 

Para pensar conviene apagar cualquier tipo de dispositivo que reclame nuestra atención con mensajes tal vez poco oportunos o que despisten la tarea a la que nos entregamos (más por necesidad que por capricho). Conviene también hacerlo en un ambiente familiar, sereno y silencioso. Cerramos los ojos, relajamos el cuerpo y, si te pareces un poco a mí, te quedarás dormida y los sueños harán ese trabajo tan estupendo de marcar mensajes. Unos serán importantes, otros pequeños y otros totalmente eliminables. 

De vez en cuando hay que pararse a pensar. Y para pensar hay que escuchar lo que hay dentro, no lo que hay fuera. 

Una vez terminado este ejercicio, solo queda dedicarse a las personas que amas, a las tareas domesticas y a la huerta, todo lo demás seguirá su cauce y agua llegará a Mombasa.

El beso más grande del mundo. mjo

Notas: Vayáis donde vayáis, enviadme una postal. muak

viernes, 22 de enero de 2016

No les gustó


¿Sigo con la A o voy a por la B?

A las chicas del rincón mis lecturas de ayer (cuyos personajes me hacían reír por su incontinencia verbal y lengua más que viperina) no les gustaron demasiado. Nadie se llevó ninguno de la autora. A pesar de todo, salieron de la Biblioteca (como cada jueves) con un libro en el bolso de mano y una sonrisa de oreja a oreja. 16 amigas, 1 cara nueva. A este paso nos van a faltar sillas. Y digo sigas, porque el sofá (mucho) no les gusta. 

Sigo regalando libros. Ayer Soldados de Salamina. de Javier Cercas. A una de las últimas en llegar a este rincón.

Y yo me llevé Pride. Una película de Matthew Warchus (sí, creo que el de Billy Elliot y The full monty) Tengo que verla.

Un beso de viernes lloroso. mjo

Nota: Se me olvidaba, en la mesa de la tasca de los jueves recibí (casi me caigo de la silla) una noticia increíble, estupenda, maravillosa, ... pero que claro, no puedo escribir aquí.

jueves, 21 de enero de 2016

Un poquito de rabia


David Foenkinos estuvo el miércoles en Bidebarrieta y a nosotras se nos escapó.

Charlotte Salomon
Charlotte Salomon, pintora alemana de origen judío, deja Berlín tras una infancia marcada por una tragedia familiar y una relación amorosa que dejará en ella una huella definitiva, y pone rumbo a Francia huyendo de los nazis. En el sur de Francia, le esperan sus abuelos, quienes custodian un secreto que Charlotte no puede conocer. Allí comienza a componer su fascinante autobiografía a través de una obra única. Al encontrarse en peligro confía sus cuadros a su médico a quien confiesa: «Es toda mi vida». Charlotte muere a los veintiséis años en Auschwitz, lejos de su gran amor.
 
Vino a promocionar su libro Charlotte. Sí, ese que ya tuvimos entre nuestras manos en el rincón hace ya algún tiempo. Me habría gustado escucharle. Y a ti también, ¿verdad?

Un beso de a todo no llego. mjo

Nota: Aunque me habría gustado más aún oírle hablar de su libro Lennon.